C.D. SariñenaNOTICIAS

El fútbol aragonés en el punto de mira por supuestos amaños

La operación Oikos, que esta mañana se saldaba con la detención del presidente de la SD Huesca Agustín Lasaosa, también salpica a un posible amaño en el duelo Sariñena – Cariñena correspondiente a la temporada 2017/2018

La investigación de la operación Oikos, que esta misma mañana salpicaba de lleno a la cúpula de la S.D. Huesca, en concreto a su Presidente Agustín Lasaosa, al médico de la entidad azulgrana y a varios ex jugadores más de la entidad, centra ahora sus miradas en otros dos equipos aragoneses, concretamente el CD Sariñena y el CD Cariñena, a los que se les acusa de un posible amaño en el choque correspondiente a la última jornada de Tercera División de la pasada campaña.

Según fuentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), existe la sospecha de un posible amaño de dicho partido, en la que con los zaragozanos ya descendidos, ninguno de ambos equipos se jugaba nada. El partido finalizaba con empate (1-1).

Al parecer, la sospecha incumbe a miembros de ambas plantillas, que pese a que todavía se desconocen sus identidades, pudieron acordar el amaño del partido con tal de recibir contraprestaciones económicas de casas de apuestas.

Desde las directivas de los dos clubes aragoneses, se descarta por completo la implicación de las propias entidades en el asunto, por lo que todo quedaría en principio bajo responsabilidad de varios jugadores que militaron en ambas plantillas durante dicha campaña.  Pese a todo ello, fuentes policiales aseguran que el amaño resultó infructuoso y los jugadores implicados trataron de recompensar las pérdidas realizando un posible amaño futuro.

En todo caso, la investigación sigue bajo secreto de sumario y en manos de los cuerpos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, así como de la Policía Nacional.

En 2017, el grupo aragonés de Tercera División ya fue el punto de muchas miradas. Y es que se denunció también una posible trama en la que podían estar implicados Robres, Cariñena y Cuarte. Pese a ello, el juzgado de Instrucción número 8 de Zaragoza terminó archivando la causa.

Comment here